Sakuma es un centro Holístico, ubicado dentro del Valle Sagrado de Erks, donde se abordan terapias transpersonales como Memoria celular, Astrología, Seichim Sekhem Ra (Cura Egipcia), Reiki, Armonizaciones, Sanaciones, Regresiones, Tarot, Runas, Cursos, Seminarios, Talleres... (Turnos: sakuma.erks@gmail.com)

domingo, 3 de noviembre de 2013

ECLIPSE DE SOL del 3/11/2013

Este tipo de eclipses en un signo tan esotérico como Escorpio es un llamado a una gran transformación. En realidad es un desafío, ya que al interponerse la  Luna delante del Sol, se corre el riesgo de estar demasiado atentos a nuestras necesidades y no ver más allá… que es donde está nuestra verdadera esencia.  Por lo tanto sugiero elevar la interpretación de este estudio, para que con estas herramientas puedan seguir viendo el objetivo y que nada se interponga en el medio.
Es un eclipse muy poco común, ya que ocurre muy espaciadamente. El anterior tuvo lugar en noviembre del año 94 y me voy a detener con una pequeña síntesis para que puedan apreciar que el de hoy, de algún modo es una versión elevada de aquel pedido.
En el de noviembre del 94 había un gran stelium en Escorpio. Estaba Plutón, Júpiter, el Nodo positivo, el Sol, la Luna, y Venus… estos 6 titanes traían un hermoso obsequio para el espíritu. Con Plutón, la gran transformación había comenzado,  Júpiter además de conectar con la Justicia Divina y buscar el equilibrio prometía expandir todo ese caudal transformador. El nodo venía a recordar el propósito de esta encarnación…que  estamos aquí para un fin de ciclo y un comienzo más elevado y de alta teología.  El Sol, el YO SOY, debía manifestarse en la vida de cada uno desde la verdadera esencia autorizándonos  a reconocer el poder que cada uno trae como síntesis de lo que fue, y la Luna a bañar con su fertilidad esa gran transformación y hacer nueva todas las cosas. El broche de oro lo daba Venus impregnando de amor, arte y expresión  este mensaje de los Dioses.
Todos ellos operantes desde Escorpio se ocuparon de abrir una gran puerta hacia un futuro de luz, y comandando desde la casa 11, lugar natural de Acuario (al menos para esta zona del cono Sur) hablaba de hacer esto de manera compartida, uniéndose a otros, expandiéndose y  abriéndose a lo novedoso, visionario y por sobre todas las cosas rompiendo estructuras y viejos mandatos que solo demorarían la evolución.  La Luna desde su aspecto maternal ya venía acompañando la llegada de niños especiales, (índigos, cristal, etc.) almas viejas que venían a encarnar para asistir este proceso único e irrepetible.
El Parte de Fortuna sobre el ascendente confirmaba la Gran Oportunidad de ver nacer en este planeta una nueva humanidad…
El Ascendente en Capricornio, ya marcaba un camino de madurez como especie, y la presencia de Neptuno y Urano allí, daba comienzo a la RE-EVOLUCION  espiritual.  Lo místico de Neptuno y la evolución innovadora de Urano se fusionaban para abrir mentes y preparar a la humanidad de superficie para las grandes manifestaciones, signos y señales que estaban por llegar. Estos 2 planetas también le pusieron la alfombra roja al camino de las terapias alternativas y nuevos métodos donde se veía a las personas como una unidad y desde tratamientos y técnicas no invasivas, sino energéticas prometían llevarlas de regreso a casa.
Saturno en Piscis redoblaba la apuesta de la madurez pero  desde la casa 3 donde ponía de manifiesto el verbo, mostraba, en más de una ocasión el gran poder que la palabra tiene y los que somos capaces de crear… como siempre digo… “cuidado con lo que pedimos… porque inexorablemente llega”…
Marte en Leo hablaba de una acción con protagonismo, es decir, no esperando que otro hiciese lo que había que hacer.
En el eclipse actual, casi 20 años después, con una configuración muy particular, el ascendente vuelve a caer en Capricornio y por ende sigue pidiendo la madurez espiritual.  La suma de Plutón allí habla de vivir desde la consciencia, y no desde los mandatos impuestos por generaciones. El poder está en cada uno. No se debía confundir al mensajero con el mensaje. Los grupos servirían pero para acompañar los procesos, no para forman cantidad, ya que lo que importaría para lo que venía era la calidad… podemos llegar todos juntos a la orilla del  rio… pero se cruza solo!
El parte de fortuna vuelve a estar en el mismo lugar que en el 94 y nos recuerda que esta oportunidad es para nosotros…
El sol y la Luna vuelven a caer en Escorpio en la casa 11, con lo cual, la verdad sigue manifestándose desde la transformación y la coherencia en los actos, ya que ahora estas luminarias están acompañadas por Saturno, (el Sabio Maestro), nuevamente el Nodo mostrándonos una vez más que ya pasamos por situaciones similares y que es hora de tomar nuestro equipaje y andar. Y Mercurio en Escorpio, en bello aspecto con Marte en Virgo, invita a comunicar y ayudar a despertar consciencias a través del servicio y el ejemplo… a esta configuración se suma Júpiter en Cáncer que dice, empecemos por casa y llevemos este mensaje al mundo.